Cuidado De La Demencia En El Hogar, Health Information, NE - CHI Health, Omaha

Article Manager (Spanish)

Spanish Health Encyclopedia - SpecialTopic

Información de la salud de búsqueda   

Cuidado de la demencia en el hogar


Definición

La demencia es una pérdida de la función cerebral que ocurre con ciertas enfermedades y que afecta la memoria, el pensamiento y el comportamiento.

Ver también:

Nombres alternativos

Cuidar de alguien con demencia; Cuidado en el hogar para la demencia

Información

Alguien con demencia necesitará apoyo en el hogar a medida que la enfermedad empeore. Los miembros de la familia u otros cuidadores pueden ayudar tratando de entender cómo la persona con demencia percibe su mundo. Bríndele a la persona con demencia la posibilidad de hablar acerca de cualquier reto y participar en su propio cuidado.

Pregúntele al médico cómo puede usted:

  • Ayudar a alguien con demencia a permanecer calmado y orientado
  • Hacer que vestirse y asearse sea más fácil
  • Hablar con la persona
  • Ayudar con la pérdida de la memoria
  • Manejar problemas de comportamiento y de sueño

Los consejos para reducir la confusión en personas con demencia abarcan:

  • Tener objetos y personas familiares alrededor
  • Mantener las luces encendidas por la noche
  • Brindar recordatorios, notas, listas de tareas rutinarias o instrucciones para las actividades diarias
  • Ceñirse a un horario de actividades simple

Caminar regularmente con un cuidador u otra compañía confiable puede mejorar las habilidades de comunicación y evitar que la persona deambule.

La música tranquilizante puede reducir la deambulación y la inquietud, aliviar la ansiedad y mejorar el sueño y el comportamiento.

Las personas con demencia deben hacerse revisar los ojos y los oídos. Si se encuentran problemas, es posible que se necesiten audífonos, gafas o cirugía de cataratas.

Las comidas supervisadas pueden ayudar con la alimentación. Las personas con demencia con frecuencia se olvidan de comer y beber y, en consecuencia, pueden deshidratarse. Hable con el médico respecto a la necesidad de calorías extras, debido al aumento de la actividad física a raíz de la inquietud y el hecho de deambular.

Hable igualmente con los médicos respecto a:

  • Tener cuidado con el riesgo de ahogarse y qué hacer si se presenta ahogamiento
  • Cómo incrementar la seguridad en la casa
  • Cómo prevenir caídas
  • Formas para mejorar la seguridad en el baño

El Programa de Retorno Seguro (Safe Return Program), implementado por la Asociación para el Alzheimer (Alzheimer's Association), exige que las personas con demencia lleven puesto un brazalete de identificación. Si ellas salen a deambular, el cuidador puede avisar a la policía y a la oficina del Programa de Retorno Seguro, donde la información acerca de ellas se guarda y se comparte a nivel nacional.

Finalmente, las personas con demencia pueden necesitar asistencia y vigilancia las 24 horas para brindar un ambiente seguro, controlar el comportamiento agresivo o agitado y satisfacer sus necesidades. Esto puede incluir cuidado en el hogar, asilos de ancianos o guardería para adultos.

CUIDADOS A LARGO PLAZO:

Una persona con demencia puede necesitar vigilancia y ayuda en casa o en una institución. Las posibles opciones abarcan:

  • Guardería para adultos
  • Albergues
  • Clínicas de reposo
  • Cuidado en el hogar

Muchas organizaciones están disponibles para ayudarle a cuidar a una persona con demencia. Éstas abarcan:

  • Servicios de protección de adultos
  • Recursos de la comunidad
  • Amas de casa
  • Departamentos geriátricos gubernamentales a nivel local o estatal
  • Enfermeras visitadoras o auxiliares
  • Servicios de voluntarios

En algunas comunidades, puede haber disponibilidad de grupos de apoyo relacionados con la demencia (Ver: grupo de apoyo para el cuidado de ancianos). La asesoría a la familia puede ayudar a sus miembros a hacerle frente al cuidado en el hogar.

Las instrucciones previas, un poder notarial y otras acciones legales pueden facilitar la toma de decisiones con relación al cuidado de la persona con demencia. Busque asesoría legal a tiempo, antes de que la persona sea incapaz de tomar tales decisiones.

Para obtener información adicional y recursos para personas con mal de Alzheimer y sus cuidadores, ver: grupos de apoyo para el mal de Alzheimer.

Referencias

Burns A, Iliffe S. Alzheimer's disease. BMJ. 2009;338:b158.

DeKosky ST, Kaufer DI, Hamilton RL, Wolk DA, Lopez OL. The dementias. In: Bradley WG, Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, eds. Neurology in Clinical Practice. 5th ed. Philadelphia, Pa: Butterworth-Heinemann Elsevier; 2008:chap 70.

Knopman DS. Alzheimer's disease and other dementias. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 409.


Actualizado: 9/26/2011
Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by Luc Jasmin, MD, PhD, Departments of Anatomy and Neurological Surgery, University of California, San Francisco, CA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com