Cirugía Antirreflujo, NE - CHI Health, Omaha

Article Manager (Spanish)

Spanish Health Encyclopedia - Surgery

Información de la salud de búsqueda   

Cirugía antirreflujo


Definición

La cirugía antirreflujo es un tratamiento para el reflujo de ácido o ERGE, un problema en el cual el alimento o el ácido gástrico se devuelve desde el estómago hacia el esófago. El esófago es el conducto que va desde la boca hasta el estómago.

El reflujo ocurre a menudo si los músculos donde el esófago se une con el estómago no se cierran firmemente lo suficiente. Una hernia hiatal puede empeorar los síntomas de ERGE. Ocurre cuando el estómago protruye a través de esta abertura hacia el tórax.

Los síntomas de reflujo o acidez gástrica son ardor en el estómago que usted también puede sentir en su garganta o pecho, eructos  o burbujas de gas o dificultad para tragar alimentos o líquidos.

Nombres alternativos

Fundoplicatura; Fundoplicatura de Nissen; Fundoplicatura de Balsey (Mark IV), Fundoplicatura de Toupet; Fundoplicatura de Thal; Reparación de hernia de hiato; Fundoplicatura endoluminal

Descripción

El procedimiento más común de este tipo se denomina fundoplicatura. Durante esta intervención, el cirujano:
  • Primero repara la hernia de hiato, si está presente. Esto implica templar la abertura en el diafragma con suturas para impedir que el estómago protruya hacia arriba a través de dicha abertura en la pared muscular. Algunos cirujanos colocan un pedazo de malla en el área reparada para asegurarla más.
  • El cirujano envuelve la parte superior del estómago alrededor del extremo del esófago con suturas. Las suturas crean presión en el extremo del esófago y ayudan a impedir que el ácido gástrico y el alimento se devuelvan hacia el esófago.

La cirugía se hace mientras usted está bajo anestesia general, así que usted estará dormido y sin dolor. La intervención por lo general tarda de 2 a 3 horas. El cirujano puede seleccionar a partir de diferentes técnicas.

Cirugía abierta:

  • El cirujano hará un corte quirúrgico grande en el abdomen. 
  • Se puede introducir una sonda desde el estómago a través del abdomen para mantener la pared estomacal en su lugar. Esta sonda se retirará más o menos en una semana.

Reparación laparoscópica:

  • El cirujano hará de 3 a 5 incisiones pequeñas en el abdomen e introducirá un tubo delgado con una cámara diminuta en el extremo a través de una de estas incisiones.
  • Se introducen otras herramientas a través de las otras incisiones. El laparoscopio se conecta a un monitor de video en el quirófano.
  • El cirujano realiza la reparación mientras observa el interior del abdomen en el monitor.
  • El cirujano posiblemente necesite cambiar a un procedimiento abierto en caso de problemas.

Fundoplicatura endoluminal:

  • Se trata de un nuevo procedimiento que se puede realizar sin hacer cortes. Se pasa una cámara especial sobre una herramienta flexible (endoscopio) a través de la boca hasta el esófago.
  • Mediante esta herramienta, el médico pondrá grapas pequeñas en el lugar donde el esófago se encuentra con el estómago. Estas grapas ayudan a impedir que el alimento o el ácido gástrico se devuelvan.

Por qué se realiza el procedimiento

Antes de contemplar la posibilidad de cirugía, el médico le pedirá que pruebe con:
El médico puede sugerir una cirugía para tratar sus síntomas de acidez gástrica o reflujo cuando:
  • Sus síntomas no mejoran mucho al usar medicamentos.
  • Usted no quiere seguir tomando estos medicamentos.
  • Usted tiene problemas más graves en el esófago, tales como cicatrización o estrechamiento, úlceras y sangrado.
  • Usted tiene enfermedad del reflujo que está causándole neumonía por aspiración, tos crónica o ronquera.
La cirugía antirreflujo se utiliza también para tratar un problema donde parte del estómago está atascado en el tórax o presenta torsión. Esto se llama hernia paraesofágica.

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

Los riesgos de esta cirugía son:
  • Complicaciones respiratorias, como atelectasia pulmonar, que es poco frecuente.
  • Daño al estómago, al esófago, al hígado o al intestino delgado, pero es muy infrecuente.
  • Distensión por gases. Esto es cuando el estómago se llena demasiado con aire o alimentos y usted no es capaz de aliviar la presión por medio de eructos o vómitos. Estos síntomas poco a poco mejoran para la mayoría de las personas.
  • Dolor y dificultad al tragar. Esto se denomina disfagia. En la mayoría de las personas, esto desaparece en los primeros tres meses después de la cirugía.
  • Reaparición de la hernia de hiato o del reflujo.

Antes del procedimiento

Usted puede necesitar estos exámenes:

  • Exámenes de sangre (conteo sanguíneo completo, electrólitos o pruebas hepáticas).
  • Manometría esofágica (para medir presiones en el esófago) o monitoreo del pH (para ver cuánto ácido gástrico se está devolviendo hacia el esófago).
  • Endoscopia de vías digestivas altas. Casi todas las personas que se someten a esta cirugía antirreflujo ya se han hecho este examen. Si usted no lo ha hecho, lo necesitará.
  • Radiografías del esófago.

Coméntele siempre al médico o al personal de enfermería:

  • Si pudiera estar embarazada.
  • Si está tomando cualquier fármaco, e incluso suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Antes de la cirugía:

  • Tendrá que dejar de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), vitamina E, clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco o suplemento que afecte la coagulación de la sangre, desde algunos días hasta una semana antes de la cirugía.
  • Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.

En el día de la cirugía:

  • No beba ni coma nada después de medianoche la noche anterior a la operación.
  • Tome los fármacos que el médico le recomendó con un sorbo pequeño de agua.
  • Tome una ducha la noche anterior o en la mañana de la cirugía.
El médico o el personal de enfermería le dirán a qué hora debe llegar al hospital.

Después del procedimiento

La mayoría de las personas sometidas a cirugía laparoscópica pueden salir del hospital al cabo de 1 a 3 días después del procedimiento. Se puede necesitar hospitalización de 3 a 6 días si se realiza una cirugía abierta. La mayoría de los pacientes regresa a trabajar de 2 a 3 semanas después.

Expectativas (pronóstico)

La cirugía antirreflujo es una operación segura. La acidez gástrica y otros síntomas deben mejorar después de la cirugía. Algunas personas todavía pueden necesitar tomar fármacos para la acidez gástrica después de la operación.

Usted puede necesitar otra cirugía en el futuro si presenta síntomas nuevos de reflujo o problemas para tragar. Esto puede suceder si el estómago se envolvió demasiado apretado alrededor del esófago, la envoltura se afloja o se presenta una nueva hernia de hiato.

Referencias

Petersen RP, Pellegrini CA, Oelschlager BK. Hiatal hernia and gastroesophageal reflux disease. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 42.

Falk GW, Katzka DA. Diseases of the esophagus. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 140.

Katz PO, Gerson LB, Vela MF. Guidelines for the diagnosis and management of gastroesophageal reflux disease. Am J Gastroenterol. 2013;108:308-328.

Wilson JF. In the clinic: gastroesophageal reflux disease. Ann Intern Med. 2008;149(3):ITC2-1-ITC2-15.


Actualizado: 8/15/2013
Versión en inglés revisada por: Joshua Kunin, MD, Consulting Colorectal Surgeon, Zichron Yaakov, Israel. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.