Article Manager (Spanish)

Spanish Health Encyclopedia - Nutrition

Información de la salud de búsqueda   

Consideraciones nutricionales para la fibrosis quística


Definición

La fibrosis quística (FQ) es una enfermedad potencialmente mortal que provoca la acumulación de una mucosidad gruesa y pegajosa en los pulmones y el tubo digestivo. Las personas que padecen esta enfermedad necesitan comer alimentos ricos en calorías y proteínas a lo largo del día.

Funciones

El páncreas es un órgano que está en el abdomen detrás del estómago. Un trabajo importante del páncreas es producir enzimas que le ayudan al cuerpo a digerir y absorber proteínas y grasas. Una acumulación de moco pegajoso en el páncreas a causa de la fibrosis quística puede llevar a problemas serios, como:

  • Heces que contienen moco, son fétidas o flotan.
  • Gases, meteorismo o distensión abdominal.
  • Problemas para obtener suficiente proteína, grasa y calorías en la dieta.

Debido a estos problemas, una persona con fibrosis quística puede tener dificultad para mantener un peso normal. Incluso cuando su peso es normal, es posible que la persona no esté recibiendo la nutrición correcta. Los niños con fibrosis quística tal vez no crezcan ni se desarrollen correctamente.

Recomendaciones

Los siguientes son métodos para agregar proteínas y calorías a la dieta.

Enzimas, vitaminas y sal:

  • La mayoría de la gente con fibrosis quística debe tomar enzimas pancreáticas, las cuales ayudan al cuerpo a absorber grasa y proteína. Tomarlas en todo momento disminuirá o eliminará las heces fétidas, los gases y la distensión.
  • Tome enzimas con todas las comidas y refrigerios.
  • Hable con el médico respecto a aumentar o disminuir las enzimas, dependiendo de los síntomas.
  • Pregúntele al médico respecto a tomar vitaminas A, D, E, K y calcio extra. Existen fórmulas especiales para pacientes con fibrosis quística.
  • Las personas que viven en climas cálidos pueden necesitar una cantidad pequeña de sal de cocina adicional.

Patrones de alimentación:

  • Coma cuando sienta hambre, lo que puede significar comer pequeñas porciones de comida a lo largo del día.
  • Mantenga cerca una gran variedad de refrigerios y alimentos nutritivos. Trate de comer algún bocadillo cada hora, como queso y galletas, panecillos o una mezcla.
  • Haga un esfuerzo por comer regularmente, incluso si son sólo unos bocados o incluya un suplemento nutricional o una malteada.
  • Sea flexible: si no le da hambre a la hora de la cena, haga del desayuno, de los refrigerios y del almuerzo sus comidas principales.

Coma más calorías y proteínas:

  • Agregue queso rallado en las sopas, las salsas, las cazuelas, las verduras, los purés de papa, el arroz, las pastas o las chuletas.
  • Consuma leche entera, semidescremada, crema o leche enriquecida en las comidas, al igual que en las bebidas. A la leche enriquecida se le agrega polvo de leche sin grasa.
  • Unte mantequilla de maní en productos de pan o úsela como salsa para verduras y frutas crudas; agregue mantequilla de maní a las salsas o úsela en panqueques.
  • La leche descremada en polvo aporta proteínas. Pruebe agregando dos cucharadas de leche descremada en polvo a la cantidad de leche que normalmente utiliza en recetas.
  • Agregue malvaviscos a las frutas o al chocolate caliente y agregue uvas pasas, dátiles o nueces picadas y azúcar moreno al cereal caliente o frío o para el refrigerio.
  • Una cucharadita de mantequilla o margarina le aporta 45 calorías a las comidas. Mézclela con las comidas calientes como sopas, verduras, purés de papa, cereales cocidos y arroz. Sírvala sobre los alimentos calientes. Los panes, las hojuelas o los panqueques calientes absorben más mantequilla que los fríos.
  • Utilice crema agria o yogur sobre vegetales como las papas (patatas), legumbres, zanahorias o calabaza. Se puede utilizar como adobo para frutas.
  • Las chuletas de carne, pollo o pescado apanado tienen más calorías que las asadas o cocidas a la parrilla.
  • Agregue queso extra a la pizza preparada y congelada.
  • Agregue trocitos de huevo cocido y cubitos de queso a una ensalada mixta.
  • Sirva cuajada o requesón con frutas enlatadas o frescas.
  • Agregue quesos rallados, atún, camarones, carne de cangrejo, carne molida, jamón en trocitos o huevos cocidos y rebanados a las salsas, arroz, cazuelas y pastas.

Referencias

Accurso FJ. Cystic fibrosis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 89.

Stallings VA, Stark LF, Robinson KA, Feranchak AP, Quinton H. Evidence-based practice recommendations for nutrition-related management of children and adults with cystic fibrosis and pancreatic insufficiency: Results of a systematic review. Journal of the American Dietetic Association. 2008;108:832-839.

Egan M. Cystic fibrosis. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 395.


Actualizado: 5/14/2014
Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com