Article Manager (Spanish)

Spanish Health Encyclopedia - Disease

Información de la salud de búsqueda   


Enfermedad de la boca-mano-pie
Enfermedad de la boca-mano-pie


Enfermedad de boca-mano-pie en la planta de los pies
Enfermedad de boca-mano-pie en la planta de los pies


Enfermedad boca-mano-pie en la mano
Enfermedad boca-mano-pie en la mano


Enfermedad boca-mano-pie en el pie
Enfermedad boca-mano-pie en el pie


Enfermedad de boca-mano-pie en la boca
Enfermedad de boca-mano-pie en la boca


Enfermedad de boca-mano-pie en el pie
Enfermedad de boca-mano-pie en el pie


Exantema vírico de manos, pies y boca


Definición:

Es una infección viral común que usualmente comienza en la garganta.



Nombres alternativos:

Infección por el virus de Coxsackie; Enfermedad de MPB



Causas:

El exantema vírico de manos, pies y boca comúnmente es causado por un virus llamado Coxsackie A16.

Los niños menores de 10 años resultan afectados más a menudo. Los adolescentes y los adultos a veces pueden contraer la infección. Esta enfermedad ocurre generalmente en el verano y principios del otoño.

El virus puede propagarse de una persona a otra a través de pequeñas gotitas de aire que se liberan cuando la persona enferma estornuda, tose o se suena la nariz. Usted puede contraer la enfermedad si:

  • Una persona con la infección estornuda, tose o se suena la nariz cerca de usted.
  • Usted se toca la nariz, los ojos o la boca después de haber tocado algo contaminado con el virus, como un juguete o el pestillo de la puerta.
  • Toca las heces o el líquido de las ampollas de una persona infectada.

El virus se propaga más fácilmente durante la primera semana de enfermedad de una persona. 



Síntomas:

El tiempo entre el contacto con el virus y el inicio de los síntomas es aproximadamente de 3 a 7 días. Los síntomas abarcan:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida del apetito
  • Erupción con ampollas pequeñas en las manos, los pies y en la zona donde se coloca el pañal; pueden estar sensibles o dolorosas si se presionan
  • Dolor de garganta
  • Úlceras en la garganta (incluso las amígdalas), boca y lengua


Pruebas y exámenes:

Los antecedentes de enfermedad reciente y un examen físico que comprueba la presencia de las ampollas características en las manos y en los pies generalmente son suficientes para diagnosticar esta enfermedad.



Tratamiento:

No existe tratamiento específico para la infección distinto al alivio de los síntomas.

El tratamiento con antibióticos no funciona porque la infección es causada por un virus. (Los antibióticos tratan infecciones causadas por bacterias, no virus.) Para aliviar los síntomas, se pueden utilizar los siguientes cuidados en el hogar:

  • Los medicamentos de venta libre, como paracetamol (Tylenol) o ibuprofeno, se pueden utilizar para tratar la fiebre. El ácido acetilsalicílico (aspirin) no debe ser empleado con enfermedades virales en niños menores de 18 años.
  • Los enjuagues bucales con agua con sal (1/2 cucharadita de sal en 1 vaso de agua tibia) pueden servir como calmante.
  • Tome mucho líquido, ya que se necesitan líquidos adicionales cuando hay fiebre. Los mejores líquidos son los productos lácteos fríos. No tome jugos ni bebidas gaseosas porque su contenido ácido causa ardor en las úlceras.


Expectativas (pronóstico):

La recuperación completa se da en 5 a 7 días.



Posibles complicaciones:
  • Pérdida de líquidos corporales (deshidratación)
  • Convulsiones debido a fiebre alta (convulsiones febriles)


Cuándo contactar a un profesional médico:

Consulte con el médico si hay signos de complicaciones como dolor en el cuello, en los brazos y en las piernas. Los síntomas de emergencia incluyen convulsiones.

También se debe consultar si:

  • El medicamento no baja la fiebre alta.
  • Se presentan signos de deshidratación como resequedad en las membranas mucosas y en la piel, pérdida de peso, irritabilidad, disminución de la lucidez mental, orina oscura o disminuida.


Prevención:

Evite el contacto con personas que tengan esta enfermedad. Siempre lávese bien las manos y con frecuencia, en especial si está en contacto con personas enfermas. Asimismo, enséñeles a los niños a lavarse las manos bien y con frecuencia.



Referencias:

Abzug MJ. Nonpolio enteroviruses. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. GemeIII JW, Schor NF, Behrman RE, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2011:chap 242. 

Habif TP. Exanthems and drug eruptions. In: Habif TP, ed. Clinical Dermatology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Mosby; 2009:chap 14.




Fecha de revisión: 8/18/2013
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.
adam.com