Article Manager (Spanish)

Spanish Health Encyclopedia - Disease

Información de la salud de búsqueda   


Trichinella spiralis en el músculo humano
Trichinella spiralis en el músculo humano


Órganos del sistema digestivo
Órganos del sistema digestivo


Triquinosis


Definición:

Es una infección causada por el nemátodo Trichinella spiralis.



Nombres alternativos:

Triquinelosis; Triquiniasis



Causas:

La triquinosis es una enfermedad causada por el consumo de carne mal cocida y que contiene quistes (larvas o gusanos inmaduros) de Trichinella spiralis. La Trichinella spiralis puede encontrarse en la carne de animales como el cerdo, el oso, la morsa, el zorro, la rata, el caballo y el león.

Los animales salvajes, especialmente los carnívoros (consumidores de carne) u omnívoros (que comen tanto carne como plantas) deben considerarse como fuente potencial de enfermedad por nematodos. Los animales domésticos criados específicamente para el consumo de carne, bajo los lineamientos e inspecciones gubernamentales del Ministerio de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), pueden considerarse seguros. Por esta razón, los casos de triquinosis son infrecuentes en los Estados Unidos, pero se trata de una infección común a nivel mundial.

Cuando una persona come carne de un animal infectado, los quistes de Trichinella incuban en los intestinos y crecen hasta convertirse en nematodos adultos. Los nematodos producen otros gusanos que migran a través de la pared intestinal hacia el torrente sanguíneo. Los gusanos invaden los tejidos musculares, que incluyen el corazón y el diafragma (el músculo de la respiración bajo los pulmones). También pueden afectar los pulmones y el cerebro. Los quistes permanecen vivos durante años.



Síntomas:

Los síntomas de triquinosis incluyen:

  • Molestia abdominal
  • Cólicos
  • Diarrea
  • Hinchazón facial alrededor de los ojos
  • Fiebre
  • Dolor muscular (especialmente dolor muscular al respirar, masticar o al usar músculos largos)
  • Debilidad muscular


Pruebas y exámenes:

Los exámenes para diagnosticar esta afección incluyen:

  • Conteo sanguíneo completo (CSC )
  • Conteo de eosinófilos (un tipo de glóbulo blanco)
  • Nivel de creatina quinasa (una enzima que se encuentra en las células musculares)
  • Biopsia del músculo
  • Examen de anticuerpos de la sangre


Tratamiento:

Se pueden usar medicamentos para tratar infecciones en los intestinos, aunque la infección leve generalmente no necesita tratamiento. Los analgésicos pueden ayudar a aliviar el dolor muscular después de que las larvas han invadido los músculos.



Expectativas (pronóstico):

La mayoría de las personas con triquinosis no presentan síntomas y la infección desaparece por sí sola. Las infecciones más graves pueden ser difíciles de tratar, especialmente si involucran a los pulmones, el corazón o el cerebro.



Posibles complicaciones:

Las posibles complicaciones incluyen:

  • Encefalitis (infección e inflamación del cerebro)
  • Insuficiencia cardíaca
  • Problemas con el ritmo cardíaco por inflamación del corazón
  • Neumonía


Cuándo contactar a un profesional médico:

Consulte con su proveedor de atención médica si usted tiene síntomas de triquinosis y recientemente comió carne mal cocida o cruda que pudiera haber estado contaminada.



Prevención:

Las carnes de cerdo y de animales salvajes deben cocinarse completamente (que no queden rastros rosados). El congelamiento de la carne de cerdo a temperaturas bajo cero (Fahrenheit) por 3 a 4 semanas mata el microorganismo. El congelamiento de la carne de animales salvajes no siempre mata los gusanos. Métodos como ahumar, secar y salar la carne tampoco son confiables para matar los gusanos.



Referencias:

Diemert DJ. Tissue nematode infections. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 366.

Kazura JW. Tissue nematodes including trichinellosis, dracunculiasis, and the filariases. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolan R, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Churchill-Livingstone; 2014:chap 289.




Fecha de revisión: 12/7/2014
Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Associate Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.
adam.com