Espondilitis Anquilosante Symptoms & Treatment, NE - CHI Health, Omaha

Article Manager (Spanish)

Spanish Health Encyclopedia - Disease

Información de la salud de búsqueda   

Espondilitis anquilosante


Definición

Es un tipo de artritis crónica que afecta comúnmente los huesos y las articulaciones en la base de la columna, donde ésta se conecta con la pelvis.

Estas articulaciones resultan inflamadas e hinchadas. Con el tiempo, las vértebras afectadas se fusionan. 

Nombres alternativos

Espondilitis; Espondiloartropatía

Causas

Se desconoce la causa de la espondilitis anquilosante, pero los genes parecen jugar un papel.

La enfermedad comienza con mayor frecuencia entre los 20 y los 40 años de edad, pero se puede iniciar antes de la edad de 10 años y afecta más a los hombres que a las mujeres.

Síntomas

La enfermedad comienza con un lumbago que aparece y desaparece. Dicho lumbago está presente la mayor parte del tiempo a medida que la enfermedad progresa.

  • El dolor y la rigidez son peores en la noche, en la mañana o cuando no se está activo. La molestia lo puede despertar.
  • El dolor a menudo mejora con ejercicio o actividad.
  • El dolor de espalda puede comenzar en las articulaciones sacroilíacas (entre la pelvis y la columna). Con el tiempo, puede comprometer toda o parte de la columna.
  • La columna lumbar se vuelve menos flexible. Con el tiempo, usted puede pararse en una posición jorobada hacia adelante. 

Otras partes del cuerpo que pueden presentar rigidez abarcan:

  • Las articulaciones intercostales y el esternón, de manera que usted no puede expandir completamente el tórax.
  • Hinchazón y dolor en las articulaciones de los hombros, las rodillas y los tobillos.
  • Hinchazón del ojo.

La fatiga también es un síntoma común.

Los síntomas menos comunes abarcan: 

  • Inapetencia
  • Fiebre leve
  • Pérdida de peso

Pruebas y exámenes

Los exámenes pueden ser: 

Tratamiento

El médico puede prescribir antinflamatorios no esteroides (AINES) para reducir la inflamación y el dolor.

  • Algunos AINES se pueden comprar sin necesidad de receta como ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve, Naprosyn).
  • Otros AINES son recetados por el médico.
  • Hable con el médico o el farmacéutico antes de usar cualquier AINE.

Usted también puede necesitar medicamentos más fuertes para controlar el dolor y la hinchazón, como:

  • Terapia con corticosteroides como prednisona
  • Sulfasalazina
  • Metotrexato
  • Inhibidores del FNT (como etanercept, adalimumab, infliximab, golimumab)
La cirugía se puede hacer si el dolor o daño en las articulaciones es grave.

Los ejercicios pueden ayudar a mejorar la postura y la respiración. Asimismo, acostarse boca arriba en la noche puede ayudar a mantener la postura normal.

Expectativas (pronóstico)

El curso de la enfermedad es difícil de predecir y los síntomas pueden aparecer y desaparecer en cualquier momento. Muchas personas pueden valerse por sí mismas, a no ser que tengan mucho daño en las caderas.

En raras ocasiones, las personas pueden tener problemas con: 

  • Ritmo cardiaco anormal
  • Cicatrización o engrosamiento del tejido pulmonar
  • La válvula aórtica del corazón
  • Inflamación del intestino grueso (colitis)

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si: 

  • Tiene síntomas de espondilitis anquilosante.
  • Tiene espondilitis anquilosante y presenta nuevos síntomas durante el tratamiento.

Referencias

Yu D, Lories R, Inman RD. Pathogenesis of ankylosing spondylitis and reactive arthritis. In: Firestein GS, Budd RC, Gabriel SE, et al, eds. Kelley's Textbook of Rheumatology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 74.

Inman RD. The spondyloarthropathies. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011: chap 273.

Sidiropoulos PI, Hatemi G, Song IH, et al. Evidence-based recommendations for the management of ankylosing spondylitis: systematic literature search of the 3E Initiative in Rheumatology involving a broad panel of experts and practising rheumatologists. Rheumatology (Oxford). 2008. 47(3):355-61.


Actualizado: 4/20/2013
Versión en inglés revisada por: Gordon A. Starkebaum, MD, Professor of Medicine, Division of Rheumatology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, Stephanie Slon, and Nissi Wang.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com