Article Manager (Spanish)

Spanish Health Encyclopedia - Disease

Información de la salud de búsqueda   

Absceso en abdomen o pelvis


Definición

Un absceso abdominal es una bolsa de fluido infectado y pus que se encuentra adentro del vientre (cavidad abdominal). Este tipo de absceso puede encontrarse cerca, o adentro del hígado, el páncreas, los riñones u otros órganos. Puede haber uno o más abscesos.

Nombres alternativos

Absceso intraabdominal; Absceso pélvico

Causas

Es posible que usted tenga un absceso abdominal porque tiene:

  • Un apéndice reventado
  • Una perforación en el intestino
  • Una perforación en el ovario
  • Enfermedad inflamatoria intestinal
  • Una enfermedad de la vesícula biliar, páncreas, ovarios u otros órganos
  • Una infección pélvica
  • Una infección por parásitos

Además, usted puede tener un riesgo mayor de sufrir un absceso abdominal si sufre o sufrió de:

  • Trauma
  • Úlcera perforada
  • Cirugía en la zona del abdomen
  • Un sistema inmunitario

Los gérmenes pueden pasar a través de su sangre a un órgano en su abdomen. En algunas ocasiones, no se puede encontrar ninguna causa del absceso.

Síntomas

Un dolor o malestar en el vientre que no se alivia es un síntoma común. Este dolor:

  • Puede encontrarse únicamente en un área de su vientre o a través en la mayor parte de su vientre
  • Puede ser agudo o sordo
  • Puede empeorar a lo largo del tiempo

Según el lugar en el que se encuentra el absceso, es posible que tenga:

  • Dolor de espalda
  • Dolor en el pecho u hombro

Otros síntomas de un absceso abdominal pueden ser muy parecidos a los síntomas que se presentan cuando tiene gripe. Puede experimentar:

  • El vientre inflamado
  • Diarrea
  • Fiebre o escalofríos
  • Falta de apetito o posible pérdida de peso
  • Náuseas o vomitos
  • Debilidad
  • Tos

Sus síntomas pueden ser una señal de muchos problemas distintos. Su médico le realizará pruebas cuando crea que tiene un absceso abdominal. Las pruebas pueden incluir las siguientes:

  • Hemograma completo: Un conteo alto de glóbulos rojos es una posible señal de un absceso u otra infección.
  • Análisis metabólico completo: Esto mostrará cualquier problema en el hígado, riñones o en la sangre.

Otras pruebas que pueden revelar abscesos abdominales:

  • Rayos x del abdomen
  • Ultrasonido del abdomen y la pelvis
  • Una tomografía del abdomen y la pelvis
  • Una resonancia magnética del abdomen y la pelvis

Tratamiento

Su equipo de atención médica intentará identificar y tratar la causa del absceso. Sus abscesos se tratarán con antibióticos y drenaje del pus. Al principio probablemente recibirá atención en el hospital.

ANTIBIÓTICOS

Se le administrarán antibióticos para tratar el absceso. Tendrá que tomarlos por hasta 4 a 6 semanas.

  • El tratamiento comenzará con antibióticos vía intravenosa en el hospital y puede recibir más antibióticos por esa vía en casa.
  • Posteriormente puede cambiar a pastillas. Asegúrese de tomar todos los antibióticos, incluso si se siente mejor.

DRENAJE

Es necesario limpiar el pus de su absceso. Su médico decidirá junto con usted la mejor manera de hacerlo.

Utilizar una aguja y drenar: Su médico coloca una aguja a través de la piel en el absceso. Normalmente esto se hace con la ayuda de rayos x para asegurarse de que la aguja se inserte en el absceso.

Su médico probablemente le dará medicinas para hacerlo sentir adormilado, y otras medicinas para adormecer la piel antes de que la aguja se inserte en la piel.

Una muestra del absceso se enviará al laboratorio. Esto ayuda a su médico a elegir qué antibióticos utilizar.

Se dejará un drenaje en el absceso para que el pus pueda drenarse. Normalmente, este drenaje permanecerá por días o semanas hasta que el absceso mejore.

Cirugía: En ocasiones un cirujano realiza una cirugía para retirar los abscesos. Se le pondrá anestesia general de manera que esté dormido durante la cirugía. La cirugía puede ser necesaria si:

  • Sus abscesos no pueden alcanzarse usando una aguja a través de la piel
  • Su apéndice, intestinos u otros órganos reventaron

El cirujano hará una incisión en el área del vientre. Una laparotomía hará necesaria una incisión (corte) mayor. La laparoscopia requiere un corte muy pequeño y un laparascopio (una pequeña cámara de video). Posteriormente el cirujano:

  • Limpiará y drenará los abscesos.
  • Colocará un drenaje en los abscesos. El drenaje permanecerá hasta que el absceso mejore.

La manera en la que responderá al tratamiento dependerá de la causa detrás del absceso y la gravedad de la infección. También dependerá de su salud en general. Normalmente los antibióticos y el drenaje tratarán los abscesos abdominales que no se hayan esparcido.

Es posible que requiera más de una operación. En ocasiones, los abscesos volverán a aparecer.

Las complicaciones pueden incluir que:

  • Los abscesos puedan no drenarse por completo
  • Los abscesos puedan volver a aparecer (recurrir)
  • Los abscesos puedan provocar enfermedades serias y una infección en el torrente sanguíneo
  • La infección pueda esparcirse

Llame a su médico si tiene:

  • Dolor abdominal fuerte
  • Fiebre
  • Náuseas
  • Vomitos
  • Cambio en sus hábitos intestinales

Referencias

Minei JP, Champine JG. Abdominal abscesses and gastrointestinal fistulas. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2010:chap 26.

Prather C. Inflammatory and anatomic diseases of the intestine, peritoneum, mesentery, and omentum. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 144.

Squires RA, Postier RG. Acute abdomen. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 47.


Actualizado: 12/19/2014
Versión en inglés revisada por: Jenifer K. Lehrer, MD, Department of Gastroenterology, Frankford-Torresdale Hospital, Aria Health System, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com