Luxación, Information & Treatment, NE - CHI Health, Omaha

Article Manager (Spanish)

Regresar al inicioRegresar al inicio   Imprima Esta Página Print    Email a un amigo Email

Luxación


Definición

Es una separación de dos huesos en el lugar donde se encuentran en una articulación. Las articulaciones son zonas donde dos huesos se juntan.

Una articulación luxada es una articulación donde los huesos ya no están en su posición normal. 

Nombres alternativos

Luxación de una articulación

Consideraciones

Puede ser difícil diferenciar entre un hueso luxado y un hueso fracturado. Ambas son situaciones de emergencia y se necesita el mismo tratamiento de primeros auxilios.

La mayoría de las luxaciones se pueden tratar en un consultorio médico o en una sala de urgencias. A usted le pueden dar un medicamento para hacerlo dormir e insensibilizar la zona. Algunas veces, se necesita anestesia general en el quirófano.

Cuando se tratan oportunamente, la mayoría de las luxaciones no ocasionan lesión permanente.

  • Las lesiones a los tejidos circundantes generalmente tardan de 6 a 12 semanas en sanar. Algunas veces, se necesita cirugía para reparar un ligamento que se rompe cuando hay luxación de la articulación.
  • Las lesiones a los nervios y vasos sanguíneos pueden ocasionar problemas permanentes o más prolongados.

Una vez que una articulación se haya luxado, tendrá mayor probabilidad de que esto suceda de nuevo. Se recomienda un control con un cirujano ortopédico después de una luxación.

Causas

Las luxaciones generalmente son causadas por un impacto súbito a la articulación. Esto por lo general se presenta después de un golpe, una caída u otro traumatismo.

Síntomas

Una articulación luxada puede:

  • Estar acompañada de entumecimiento u hormigueo en la articulación o fuera de ésta.
  • Presentar dolor intenso, especialmente si usted intenta usar la articulación o poner peso en ella.
  • Estar limitada en el movimiento.
  • Estar hinchada o amoratada.
  • Estar visiblemente fuera de lugar, de color diferente o deforme.

La subluxación de la cabeza del radio (codo de niñera) es una luxación parcial común en los niños que empiezan a caminar y el síntoma principal es la renuencia del niño a utilizar el brazo. Esta subluxación se puede tratar fácilmente en el consultorio médico.

Primeros auxilios

  1. Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) antes de comenzar a tratar a alguien que pueda presentar una luxación, especialmente si el accidente causante de la lesión puede ser mortal.
  2. Si la persona tiene una lesión grave, revise las vías respiratorias, la respiración y la circulación. De ser necesario, comience a dar respiración artificial, RCP o control del sangrado.
  3. No mueva a la persona si piensa que ha habido una lesión en la cabeza, la espalda o la pierna. Mantenga a la persona inmóvil y bríndele confianza.
  4. Si la piel está rota, tome las medidas para prevenir una infección. No sople sobre la herida. Enjuague el área con mucho cuidado para retirar cualquier suciedad visible, pero no frote ni hurgue en ella. Cubra la zona con vendajes estériles antes de inmovilizar la articulación lesionada (ver siguiente paso).
  5. Entablille o coloque un cabestrillo en la articulación lesionada en la posición en la que la encontró. No mueva la articulación. Igualmente, inmovilice las áreas por encima y por debajo de la parte lesionada.
  6. Revise la circulación de la persona alrededor de la herida, presionando firmemente sobre la piel en la zona afectada. Ésta debe ponerse pálida y recobrar luego el color rosado en un par de segundos después de dejar de presionarla. Para reducir el riesgo de una infección, evite este paso si la piel está rota.
  7. Aplique compresas de hielo para aliviar el dolor y la hinchazón, pero no ponga el hielo directamente sobre la piel. Envuélvalo en una tela limpia.
  8. Tome medidas para prevenir un shock. Coloque a la víctima en posición horizontal, levántele los pies unos 30 centímetros (12 pulgadas) y cúbrala con un abrigo o una cobija, a menos que haya una lesión en la cabeza, la espalda o las piernas.

No se debe

  • NO mueva a la persona a menos que la lesión esté completamente inmovilizada.
  • NO mueva a una persona con una lesión en la cadera, la pelvis o los muslos, a menos que sea absolutamente necesario. Si usted es el único socorrista y hay que mover a la persona, arrástrela por la ropa.
  • NO intente enderezar un hueso ni una articulación deformados ni trate de cambiarlos de posición.
  • NO trate de comprobar si un hueso o una articulación deformada ha perdido sus funciones.
  • NO le dé a la persona nada por vía oral.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) si la persona tiene:

  • Un hueso que sobresale a través de la piel.
  • Un hueso roto o una luxación confirmada o una sospecha de luxación.
  • Una zona por debajo de la articulación lesionada que está pálida, fría, húmeda o morada.
  • Sangrado intenso.
  • Signos de infección como calor y enrojecimiento en el sitio de la lesión, pus o fiebre.

Prevención

Para ayudar a prevenir lesiones en los niños:

  • Cree un ambiente seguro en torno a su casa.
  • Preste mucha atención a la prevención de las caídas, colocando puertas en las escaleras y manteniendo las ventanas cerradas y aseguradas.
  • Supervise a los niños cuidadosamente. Sin importar cuán seguro pueda parecer el ambiente o la situación, no hay nada que reemplace una vigilancia adecuada.
  • Enséñeles a los niños cómo estar a salvo y cuidarse solos.

Para ayudar a prevenir luxaciones en los adultos:

  • Para evitar caídas, no se pare en sillas, mostradores ni otros objetos inestables.
  • Retire las alfombras pequeñas, especialmente para las personas de edad avanzada.
  • Use equipo de protección cuando participe en deportes de contacto.

Para todos los grupos de edades:

  • Mantenga un botiquín de primeros auxilios a la mano.
  • Retire las cuerdas eléctricas de los pisos.
  • Use barandas en las escaleras.
  • Use esteras antideslizantes en el fondo de las tinas y evite los aceites de baño.

Referencias

Boss SE, Mehta A, Maddow C, Luber SD. Critical orthopedic skills and procedures. Emergency Medicine Clinics of North America. W.B. Saunders. Feb 2013;31(1).

Browner BD, Jupiter JB, Levine Am, Trafton PG, Krettek C., eds. Skeletal Trauma. 4th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2008.

Calandruccio JH. Fractures, dislocations, and ligamentous injuries. In: Canale ST, Beaty JH. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2013:chap 67.

Chapman MW. Fracture healing and closed treatment of fractures and dislocations. In: Chapman MW, Szabo RM, Marder RA, Vince KG, Mann RA, Lane JM, et al, eds. Chapman's Orthopaedic Surgery. 3rd ed. Philadelphia, PA: Lippincott, Williams & Wilkins: 2000:chap 10.

Foley KA. Knee dislocation. In: Rosen P, Barkin RM, Hayden SR, Schaider JJ, Wolfe R, eds. Rosen and Barkin's 5-Minute Emergency Medicine Consult. 3rd ed. Philadelphia, PA: Lippincott, Williams & Wilkins; 2007.

Horn AE, Ufberg JW. Management of Common Dislocations. In: Roberts JR, Custalow CB, Thomsen TW, Hedges JR, eds. Roberts & Hedges' Clinical Procedures in Emergency Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 49.

Klimke A, Furin M. Prehospital Immobilization. In: Roberts JR, Hedges JR, eds. Roberts & Hedges' Clinical Procedures in Emergency Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 46.

Mascioli AA. Acute disclocations. In: Canale ST, Beaty JH. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 60.


Actualizado: 5/15/2014
Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com